Seleccionar página

Es difícil no encontrar que entre los principales sueños, objetivos o aspiraciones sea el viajar. Puede que el destino sea una selva tropical, una playa exótica o una imponente ciudad, la diversidad de opciones sólo aumenta el deseo de exploración a lugares no conocidos. La cultura, gastronomía e historia hacen de este tipo de aventuras más apasionante todavía.

A pesar de lo emocionante que nos resulta la idea de viajar, muchas veces lo dejamos en el olvido cuando ponemos en consideración el esfuerzo económico que conlleva realizarlo. Te comparto un breve mapa mental con las consideraciones más importantes a tomar en cuenta para establecer un plan de viaje y convertirlo en realidad.

No importando hacia donde planifiques un viaje, es crucial que establezcas claramente:

A) Es posible realizarse. Una montaña se ve enorme al estar frente a ella, pero conforme avanzamos así también decrece su tamaño. Por este motivo en mi libro: “Más rápido y más lejos en sus finanzas” le dedico un apartado especial para soñar, ya que es la base para alcanzar nuestros objetivos. Te comparto este video para animarte en este aspecto:

B) El propósito del viaje. ¿Por qué deseas viajar a ese lugar? Si el viaje es en familia es indispensable que todos tengan un acuerdo especial en este punto, a fin de evitar insatisfacciones por falta de tener un propósito claro. Deben tomarse un tiempo en pensar en aquello que es: prioritario (imperdible), ideal (importante), indiferente (bueno, pero que puede no realizarse), sin olvidar dejar un espacio para la aventura y dejarse sorprender por lo espontáneo. Saber con antelación las expectativas ayuda a que todos disfruten al máximo de la experiencia. Muchos problemas de viaje se dan por no tener este punto claro ANTES del inicio del viaje.

C) Un presupuesto. En otras palabras, determinar el costo del viaje. No te desanimes aún, el establecer un costo del viaje no es un factor negativo sino uno muy positivo. Ponerle un número al viaje es el primer gran paso para realizarlo.

Para ello debemos considerar principalmente 7 áreas:

  • 01. Transporte

Es quizás uno de los costos más elevados en un viaje, debes considerar:

Aire: precios de boletos aéreos, los cuales puedes buscar en ofertas especiales, líneas aéreas de bajo costo (EasyJet, RyanAir, Interjet, EasyBlue, Volaris, por mencionar algunas), canjes de millas de premio, temporada baja, etc. Una buena referencia de costos de boletos por temporada es Google FlightsHooper.

Mar: precios de barco, ferry, lancha, crucero entre otros.

Tierra: incluye el transporte privado como la renta de un auto o público como la movilización vía metro, bus, tren, taxi, uber, etc.

  • 02. Hospedaje

Ahora debes considerar donde te hospedarás en tu lugar de destino. Las alternativas van desde un hotel como hoteles.com, renta de un espacio (casa, apartamento, cuarto, etc) con empresas como AirBnB. hasta quedarse en casas de conocidos.

  • 03. Alimentación

Asigna una cantidad diaria para alimentación o bien alternativas todo incluido. Una buena forma de ahorrar en este rubro es considerar opciones que tengan disponible una cocina, así poder realizar algunos tiempos de comida dentro del lugar.

  • 04. Recreación

Hay dos tipos: la recreación pagada como las atracciones turísticas, teatros, ingresos a parques temáticos, etc y la recreación gratuita como algunos museos, parques públicos, caminatas, entre otros. Deberíamos hacer una buena mezcla de ambas.

  • 05. Seguros

Una enfermedad por sencilla que sea, puede complicar un viaje no sólo en el disfrute del mismo sino financieramente. Los seguros médicos de viaje usualmente son de bajo costo y es una forma inteligente de prever recursos en caso de un accidente o enfermedad. Un buen punto de partida lo encuentras en ViajeConSeguro.net.

  • 06. Compras

Es muy difícil no comprar nada estando de viaje, por lo que es mejor designar una cantidad para ello. Incluso puede ser que el propósito del viaje sea alrededor de las compras, lo cual está bien si es tu objetivo, sin embargo, debes tener clara la cantidad de dinero que utilizarás para este fin. Las compras es lo que más descontrola las finanzas de un viaje cuando no se planifica disciplinadamente.

  • 07. Imprevistos

No todo se puede planificar, puedes afrontar una oportunidad o una adversidad que no estaba bajo tu previsión. Para ello es necesario tener un apartado de recursos. Recuerda incluir para el mismo una cantidad en efectivo y no sólo en dinero plástico.

Al sumar cada una de estas categorías, tendrás una idea bastante clara de tu presupuesto de viaje, ahora es el momento de establecer una fecha para realizarlo. La fórmula es muy sencilla:

Ahorro Mensual para viaje (AMV) = Presupuesto Total de Viaje (PTV) / Número de meses para iniciar el viaje (NM)

Pongamos un ejemplo, si tu PTV fuera 25,000 y el NM 24 (2 años), tu AMV debe ser: 25,000/24= 1,041. Si al hacer este ejercicio los 1,041 te parecen demasiado para ahorrar mensualmente, lo que procede es ampliar el número de meses o recortar el presupuesto total de viaje.

Lo importante es que a través de este juego de números, logremos encontrar una cantidad que sea factible incluir en nuestro presupuesto para realizar este viaje.

Recibe información en tu correo

Cada semana recibe un artículo que te ayudará a ir más rápido y lejos en tus finanzas personales

You have Successfully Subscribed!